Moda toda la Moda

jueves, 27 de junio de 2013

Carlota Casiraghi brilló en el Museo del Louvre

El Museo del Louvre se convirtió en escenario de príncipes, actores y cantantes que asistieron a la gala benéfica Liaisons au Louvre. La pinacoteca más importante del mundo albergó una velada en la que fueron muchos los que quisieron contribuir con una buena causa.

Sedas, encajes, paillettes y brillantes redecoraban las galerías del museo, especialmente engalanado para la ocasión. Pero de la ecléctica multitud de personalidades asistentes sobresalía una invitada: Carlota Casiraghi, la hija de Carolina de Mónaco, quien se convirtió en indiscutible reina de la elegancia por excelencia y representante única del glamour con G mayúscula (de Grimaldi, por supuesto).

Carlota lució para la ocasión un vaporoso vestido con escote asimétrico y estampado floral en el más femenino de los colores, rosa.

Para la nueva edición de la ya tradicional fiesta benéfica, su organizadora Becca Cason Thrash, esposa del multimillonario John Thrash, director general de la compañía energética eCorp de Texas, echó el resto. Y se notó: la alfombra roja se convirtió en una codiciada pasarela de glamour y la recaudación rebosó las arcas.

El exquisito cóctel en los pabellones del siglo XIX del apartamento Napoleón III, seguido de una cena en la sala de escultura Cour Marly, atrajo a cerca de cuatrocientos invitados, la mayoría de los cuales participaron en la posterior subasta en la pirámide de cristal,

Durante la subasta pujaron por un safari en África, que se vendió por 90.000 dólares, una pintura de Richard Price, que alcanzó los 700.000 dólares y un viaje a Marrakech que llegó a un precio de 50.000 dólares. Los fondos serán destinados a la restauración de una sala de Luis XV. Pero sin duda el plato fuerte de la velada fue el concierto de las cantantes Diana Ross y Janet Jackson.

Jackson, ganadora del Grammy actuó frente a la pirámide de cristal y amenizó la velada con canciones como What Have You Done For Me Lately, Miss You Much y Rhythm Nation, entre muchas otras.

La it-girl Bianca Brandolini, con vestido lencero con superposición de encaje; Juliette Maillot, de negro con un original vestido estilo blazer, con profunda abertura y cola, y las actrices Olga Kurylenco, de rosa como Carlota y muy ceñida con un vestido línea sirena, y Milla Jovovich, con capa negra y vestido metalizado, completaron el ramillete de bellezas a la fiesta. No faltaron tampoco rockeros de alma y apariencia como John Taylor, el ex guitarrista de Duran Duran, y su esposa, Gela Nash, ni diseñadores de renombre como Giambattista Valli, ni grandes fortunas como la de los responsables de la emblemática firma francesa Hermés, Xavier y Hubert Guerrand Hermes... La mejor representación de los amigos del Louvre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario