Moda toda la Moda

jueves, 16 de abril de 2015

El adiós a las pasarelas de Gisele Bündchen entre glamour y lágrimas

La brasileña Gisele Bündchen se despidió hoy de las pasarelas en las que brilló durante dos décadas, en una Semana de la Moda de Sao Paulo (SPFW) que arrancó lágrimas a la "übermodel" con un emotivo adiós lleno de "glamour".


Las únicas tres entradas de la "top de las tops" a la pasarela del evento que la lanzó al mundo hicieron estallar al público que se congregó desde varias horas antes del "momento" en el Parque Cándido Portinari.
Aplausos, suspiros y hasta gritos pudieron escucharse cuando la brasileña de 34 años apareció sobre la superficie blanca de la pasarela luciendo los modelos osados de Colcci, marca que desde 2005 exhibe sus creaciones a través de la figura grácil de la modelo mejor pagada de la historia.


Poco antes de su aparición, un video en su homenaje fue transmitido a través de pantallas gigantes dispuestas en el salón, en una suerte de anticipo de lo que se viviría en el recinto, escenario de un día histórico para el mundo de la moda.


Las creaciones que Colcci escogió para despedir a su modelo más exitosa fueron un vestido blanco de encaje superpuesto a un top negro con cortes geométricos y sandalias-bota caladas, negras y hasta la rodilla; una falda a rayas en naranja y blanco con un top en los mismos colores pero con distinto diseño y sandalias también caladas y hasta la rodilla, color piel; y por último jeans rasgados con una camiseta sin mangas, corta y supercasual.


Fue tras el último desfile que a los aplausos del público se unieron los de sus colegas de pasarela y amigas personales, Ana Claudia Michels, Luciana Curtis, Carol Ribeiro, Fernanda Tavares, Carol Bittencourt, Aline Weber y Daiane Conterato, quienes la sorprendieron vistiendo camisetas similares a las suyas, con su rostro estampado en el frente.
Visiblemente emocionada, la modelo bajó de la pasarela y se llevó las manos al rostro para secarse lágrimas imposibles de disimular.


Según contó días atrás, las razones de su adiós están vinculadas a su cuerpo, el vehículo de su éxito. Bündchen dijo haber sentido "señales" de su cuerpo, que le pidió que parara. No obstante, aclaró que el abandonar los desfiles en forma oficial no significa que piense en dejar de trabajar.
Por el contrario, seguirá realizando campañas publicitarias, continuará con su marca de ropa íntima femenina Gisele Bündchen Intimates, publicará un libro y sobre todo, remarcó, se dedicará más a su familia, compuesta por sus dos hijos pequeños y su esposo, el jugador de fútbol americano Tom Brady.
También llevará adelante "sueños y proyectos personales" que no quiso revelar, a los cuales les dedicará "concentración y determinación" para hacerlos realidad, tal como lo hizo con la carrera con la que llegó a la cima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario