Moda toda la Moda

viernes, 22 de mayo de 2015

La supermodelo de Victoria's Secret que nació vía in vitro

La vida de Josephine Skriver siempre ha sido poco convencional, y no solo porque sea una supermodelo de Victoria’s Secret.

Skriver, (22) quien también ha caminado las pasarelas de Dolce & Gabbana, Prada y Gucci, es oriunda de Dinamarca y fue concebida mediante un procedimiento de fertilización in vitro, sus dos padres son gay, de sexos opuestos, que eran totales extraños cuando la concibieron, indica el portal E!Latino

“Cuando la gente me ve y saben que soy un una niña in vitro, espero ver a una persona, espero ver a un ser humano como todos los demás”, dijo Josephine a la revista I-D. “Obtienes tantos, ‘Ella no fue hecha de forma natural, ella ni siquiera debería estar aquí’. Pero no soy un experimento científico. No soy sintética. Soy un ser humano real. Soy tan real como lo eres tú”.

“Yo tuve una madre, quien en aquellos tiempos solía ser gay”, dijo Skriver. “Desde el momento en el que ella era una niña, desde el momento en el que ella supo sobre los hijos, ella quiso ser madre. Así que en Dinamarca, en el 92, había este correo informativo para toda la comunidad LGBT y mi madre simplemente puso un anuncio ahí y fue como, ‘Quiero traer a un hijo a este mundo. ¿Alguien quiere ser parte de eso?’ Ella obtuvo algunas respuestas y de hecho el primero resultó ser mi padre”.

Josephine dijo que en aquel entonces, el hombre que se convertiría en su padre estaba a punto de casarse con quien es ahora su esposo.

“No me gustaba el término ‘madrastra’ o ‘padrastro’ porque siempre se sintió como algo malo por las películas de Disney“, dijo a I-D. “Así que inventamos nuestra propia palabra y la llamamos ‘Mamá Bono’… Yo crecí con una madre y un padre, y un set de padres bono”.

Josephine también tiene un hermano menor, Oliver Skriver. Ella le dijo a la revista que toda la familia se reúne para los cumpleaños y las festividades importantes.

Josephine señaló que cuando ella era una niña, no consideró que su educación fuese “tan diferente” y que sus padres eran “súper abiertos al respecto”. No fue sino hasta que empezó a trabajar como modelo en otros países cuando realmente pudo experimentar la intolerancia. También dijo que ha recibido comentarios crueles en las redes sociales.

“Recibes tantos ‘Eso es asqueroso’, ‘Eso es desagradable’, ‘Me siento mal por ti’, ‘Oh por Dios, no puedo creerlo’”, dijo Josephine. “Viene de un lugar que no comprendo”.

Pese a las burlas de la sociedad, Josephine y su familia simplemente se concentraron en ellos y en vivir sus sueños.

En el Huffington Post la modelo escribió lo siguiente:

“¿Mis padres no merecen el don de la paternidad sólo porque son homosexuales? ¿No tienen derecho a sentir el derecho más básico y universal que es crear amor?

Por supuesto que lo merecen. Mis padres desearon traer vida a este mundo y por eso mi hermano y yo estamos aquí, somos parte de este universo. 2 niños inocentes”.

Recientemente la modelo se convirtió en embajadora del Family Equality Council y de su programa de oradores, que busca crear conciencia sobre las familias LGBT.

No hay comentarios:

Publicar un comentario