Moda toda la Moda

lunes, 1 de junio de 2015

Abren tiendas que prestan ropa bajo suscripción

Los consumidores de moda en Holanda cuentan con una nueva modalidad comercial: las tiendas que prestan tanto ropa de segunda mano en perfecto estado como nueva y que lo hacen bajo suscripción, copiando el modelo de las bibliotecas y el clásico préstamo de libros.
Se llaman Shop Libraries (tiendas biblioteca) y funcionan bajo el lema de que es mejor compartir y prestar antes que comprar, por lo que prestan ropa y complementos a sus socios que pagan mensualmente una cuota que va de los 18 a los 70 dólares, dependiendo del numero de prendas que el socio quiera disponer.
Son una modalidad de comercio que se está extendiendo con rapidez en EEUU y en Europa, y que cada vez cuenta con más adeptos.
Esta nueva y creativa propuesta se ha vinculado a los valores de sostenibilidad, economía colaborativa y consumo responsable, un nuevo concepto de comercio que promueve la idea de compartir en lugar de tener, según explican las propietarias de dos de esos comercios.
Simulando el funcionamiento de las clásicas bibliotecas han surgido The Fashion Library en Amsterdam y De KledingBibliotheek en Utrecht, cuyas propietarias consideran que esta modalidad comercial da paso a un nuevo sistema más colaborativo y económico para su clientela en el cambiante mundo de la moda.
En diciembre abrió Lena en Amsterdam, un proyecto conjunto de cuatro chicas vinculadas al mundo de la moda, después de meses de preparación y experiencia previa en los negocios de ropa de segunda mano.
Angela, Diana y Elisa Jansen tenían una tienda de ropa de segunda mano en Eindhoven y se unieron con Suzanne Smulders para abrir un nuevo comercio en Amsterdam porque creían que "la industria de la moda se podía trabajar desde otro prisma, se podía hacer algo diferente”.
Elisa cuenta que tenían muchas prendas de ropa en casa y a todas les interesaba la moda, pero les preocupaba "los temas de sostenibilidad y consumismo”.
"Es un sistema que funciona, tenemos más de 200 suscriptores y nos damos cuenta que mucha gente piensa que las cosas deberían ser diferentes y que consumimos demasiado, así que prefieren alquilar ropa en nuestra tienda porque creen que es una manera más responsable”, agregó la propietaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario