Moda toda la Moda

jueves, 25 de febrero de 2016

6 colecciones que amamos del NYFW

Ralph Lauren y su versión de Annie Hall:

Hubo blazers, camisas y corbatas para la mujer, un “look” que recuerda a la protagonista de una de las películas más icónicas de otro neoyorquino, Woody Allen: ‘Annie Hall’. Destacaron los traje pantalón con cuello recubierto de algodón blanquísimo como si fuera espuma y vestidos profusamente bordados y con joyas iluminando los cuellos. También se propusieron vaqueros pitillo y abrigos en lamé plateado. ¿La estrella de la noche? Una falda de oro liquido con un top negro de cuello alto, una tendencia que pisa fuerte.

Rodarte, dulzura oscura:

Encaje, cuero y lirios en el pelo construyen una belleza inquietante en el desfile de las hermanas Mulleavy. Prendas rudas y dulces a un tiempo, entre las que pudimos ver vestidos blancos, de encaje y transparencias, con superposiciones, como si una niña hubiera rasgado su vestido de niña buena en una travesura juvenil. Complementaba el look de belleza caracterizado por una feminidad misteriosa.

Calvin Klein, New York Cool:

El estilo que define la marca es el “New York Cool’, pues CK es pionera de la modernidad, de la moda urbana. Sumándose al omnipresente negro, cuadros blancos, azules y negros se fusionaban en elegantes trajes iban acompañados de blusas de seda con arriesgados escotes en V. También se vieron grandes cuellos de piel, otra clave de esta temporada, y faldas creadas con paneles de cuero cortado para darles movimiento.

DVF, feminidad ‘seventies’:

Diane Von Furstenberg escenificó el poder femenino: Pantalones campana, faldas de cortes irregulares o monos llenos de brillantina componen esta nueva colección, que gracias a los pañuelos, sombreros y tejidos ha transportado a los espectadores a la elegancia de los 70. Los vestidos que dibujan el cuerpo femenino (sin asfixiarlo ni ceñirlo) merecen una mención especial gracias a los sensuales cortes y la ligereza de los tejidos. Toda una lección de elegancia.

Jeremy Scott: ‘cowgirls’ y caniches:

La nueva colección de Jeremy Scott se puede describir solo con dos palabras: “Cowboys y caniches”. Así lo ha explicado él mismo en su Instagram. Vestidos con animal ‘print’ de cebra o vaca, botas de granja o de ‘cowboy’ forman parte de un desfile colorista y divertido.

El ‘Black & White’ de Vera Wang:

Vera Wang presentó una colección con gran predominio del blanco y negro, un clásico que promete ser tendencia generalizada en los armarios en el otoño/invierno 2016. Wang también parece dispuesta a abrazar la vuelta de los años noventa, a juzgar por el uso de hebillas en faldas y vestidos y los enormes zapatos de plataforma con los que las modelos ganan unos centímetros mientras caminan planas a unos diez centímetros del suelo.









No hay comentarios:

Publicar un comentario