Moda toda la Moda

martes, 19 de abril de 2016

Video Crean un vestido inteligente del que salen mariposas en vuelo



El tejido está hecho de fibras metalizadas; la cola está decorada con flores azules y 50 mariposas ocupan el escote y los hombros. Pero lo más especial ocurre cuando la modelo levanta suavemente el brazo y decenas de mariposas de papel salen volando a su alrededor. Luego caen. La tecnología todavía no ha solucionado la vuelta al punto de partida.

Con esta puesta en escena, Intel ha presentado la semana pasada en Madrid su nuevo vestido inteligente, al que ha llamado Butterfly Dress. La clave está en un chip Intel Edison, en las fibras ópticas y en los sensores de proximidad que permiten a la prenda reaccionar ante el entorno. Así, las mariposas salen volando en el momento en el que sensor detecta un objeto a menos de 30 centímetros de distancia del vestido o cuando lo activa un dispositivo móvil conectado a la prenda.

MODA Y TECNOLOGÍA
"Hemos elegido la mariposa como símbolo porque representa la transformación. Entendemos lo que está ocurriendo ahora con la moda como una metamorfosis debido a la incorporación de tecnología", explica la diseñadora turca Ezra Çetin, quien junto a su hermana Tuba ha ideado el vestido. Las dos creadoras llevan siete años apostando por el la inteligencia y el desarrollo en el mundo de la moda, porque creen que la innovación tecnológica también debe empezar a desarrollarse en este campo.

Han estado dos meses creando este vestido que pesa ocho kilogramos y está equipado con ocho servomotores, un sensor ultrasónico de proximidad y baterías recargables Li-Ion. Todos los componentes electromecánicos han sido creados a mano para el proyecto. El módulo de computación Intel Edison que hace posible el movimiento es una microcomputadora ligeramente más pequeña que una caja de fósforos. "Ya hemos desarrollado otro todavía más pequeño para que ya sea posible incluirlo en cualquier parte", sostiene Álvaro García, director de comunicación de Intel.

HACIA EL VESTIDO INVISIBLE
​"Esto es solamente el comienzo. Estamos convencidas de que la moda inteligente es el futuro", explica Ezra Çetin. Algunos de sus próximos proyectos incluyen collares y brazaletes con escáner o un vestido que se vuelve invisible. "Sabemos que parece imposible, pero logramos que el vestido desaparezca y se vea lo que hay detrás de la modelo", sostiene Tuba Çetin que ha explicado que presentarán esta nueva prenda en invierno en Turquía o Milán. Tanto para esta prenda como para el vestido de las mariposas ya han recibido encargos para convertirlos en trajes de novia.

Todos estos diseños son de alta costura, pero estas creadoras aseguran que su objetivo es llegar al público general a través de las grandes cadenas comerciales. Para lograrlo están creando una gama de ropa que incorpora tecnología más funcional y práctica: tejidos que evitan el paso de bacterias o que almacenan el calor térmico del cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario