Moda toda la Moda

viernes, 20 de enero de 2017

Michelle Obama, de primera dama a ícono de moda

Infobae/
El mundo despide a la primera dama de los EEUU, Michelle Obama. Tras ocho años en la Casa Blanca supo conquistar con su carisma y sencillez reflejado en sus elecciones a la hora de vestir. Más allá de sus logros políticos deja un importante legado fashionista.

Introdujo conceptos nuevos como repetir sus outfits, apostar a piezas low cost y optar por la moda sustentable. Estas fueron alguna de las claves de su inspirador guardarropas. Un repaso por sus 9 lecciones de estilo.

Despedirse a lo grande: para su última cena de Estado en honor al Primer Ministro de Italia, Matteo Renzi, y su esposa, Agnese Landini, impactó con un diseño de Atelier Versace. El vestido de USD 12,000 con un escote off-the-shoulder asimétrico, enmarca su cintura a través del plisado de la tela y para agregarle un toque de sensualidad tenía una apertura en la falda.

Apostar a los diseños cosmopolitas: modistos del mundo quisieron vestirla, ya sea para importantes galas como la cenas de Estado o reuniones protocolares, desde Versace pasando por Narcio Rodriguez hasta Ralph Lauren. También apuesta por modistos locales y emergentes. Una de las piezas que quedarán para la historia de la moda fue el vestido de Jason Wu que llevó en los bailes de investidura de 2009 expuesto en el Smithsonian National Museum of American History de Washington.

No temerle al color: desde el nude hasta el negro, una paleta muy amplia de tonalidades, aunque entre sus preferidos se encuentra en el offwhite, verde, azul y violeta. El escote off-shoulders, su preferido: para las prendas de gala suele llevar sus hombros al descubierto, ya sea con strapless o piezas asimétricas. Se inclina por vestidos con vuelo en la falda, que resaltan su curvilínea figura.

Lujo sustentable: anclado en los valores de la cultura slow que tiene algo más de 10 años, se convirtió una premisa "obligatoria" para que las marcas premium sigan siendo consideradas como tales.

El color blocking es una tendencia: llevar un mismo color de la cabeza a los pies no es algo que solo la Reina Isabel de Inglaterra sepa hacer. La Primera Dama de Estados Unidos inspira a las mujeres reales a llevarlos.

Modelos que inspiran: cada uno de sus looks despiertan locura rompiendo récord de ventas luego de su aparición pública, como el modelo de crepé de lana amarilla sin mangas del diseñador Narciso Rodríguez.

Moda low cost: en su afán de mantener vigente esa definición, la mujer de Barack Obama viste modelos de bajo costo J.Crew o Target, que combina con marcas exclusivas como Chanel o Dior.
Repetir está permitido: es una tendencia adoptada por las principales líderes y Flotus, no se quedó atrás. Tal como el little black dress, la primera dama tiene su modelo preferido, un vestido de brocato labrado en color bordó con falda voluminosa, diseñado por Michael Kors.



No hay comentarios:

Publicar un comentario