Moda toda la Moda

sábado, 7 de enero de 2017

Un dúo caprichoso



La chaqueta militar también marca el paso del nuevo año, una tendencia tan sofisticada como excesiva en función de los galones que cuelguen de la pechera.

El capitán Garfio, el pirata Barbanegra, Michel Jackson con su mítica chaqueta roja y dorada, el teniente John J. Dunbar, interpretado por Kevin Costner, en la película Bailando con lobos o los Beatles.

Son muchos los referentes en los que se han inspirado los diseñadores para confeccionar chaqueta militares con doble botanadura al estilo húsar, o más sencillas con una sola hilera de botones.

Pero esta prenda, no se ha puesto de moda ahora, ya en la década de los 60, estrellas de la música como Eric Clapton, John Lennon y Mick Jagger empezaron a lucir esta mÌtica prenda en su conciertos, de tal manera que esta chaqueta está íntimamente ligada a las estrellas del rock y del pop.

Las chaquetas “army” han llegado derrochando poder y se han instalado en el armario femenino con autoridad. Marina Conde, fundadora de La Condesa, firma cuyo ADN esta en esta prenda, asegura que “estoy obsesionada con las chaqueta militares, son actuales y combinan con todo”.

Isabel Marant, Burberry, Givenchy, Dolce&Gabbana o Saint Laurent han reinventado la legendaria prenda con diferentes matices, pero todos han coincidido en potenciar su faceta más sofisticada, de gala a la par que roquera.

La firma Highly Preppy ha sacado su lado más sofisticado y las presenta con llamativas botonaduras dorada y detalles de cordones trenzadas, perfecta para combinar con camisetas y vaqueros.

Tommy Hilfiger la presenta más casual, en azul marino y blanco, engalanada con la estética “navy”, un modelo que funciona muy bien con pantalón de cuero negro.

Otras firmas, prefieren apostar por la chaqueta “army” en su versión “oversize”, una prenda casual e informal que imprime un carácter más guerrillero y transgresor, ideal para combinar con pantalones rotos, camisetas roqueras y botines.

“Mi experiencia es que funcionan con cualquier prenda, bien sea falda o pantalón”, dice María Conde, quien esta temporada las propone en tonos granates combinadas con falda

La chaqueta militar, buque insignia de la firma, se presenta cuajada de bordados, una divertida propuesta que lleva entre sus costuras la estética y la música de Elvis Presley.

“Combino colores pasteles que reposan sobre vaporosos vestidos con excéntricos rojos que rebosan energía en chaquetas y pantalones”, explica Conde, que sabe cómo jugar con hilos dorados, bordados, volantes y cristales de Swarovsky para construir prendas que estimulan los sentidos.



Es el momento de apostar por la chaqueta “army” y utilizarla como si fuera una “blazer”. Pon una chaqueta militar en tu vida, ya no hay excusa.

UN PLUS CON MULES

Un plus es lucirla con mules -zapatos destalonado-, más desde que Alessandro Michele, los presentara en el desfile de Gucci rodeados de pelo.

Las mules, a caballo entre una zapatilla de estar en casa y un cómodo zapato, nacieron a finales de los 90 de la mano de Manolo Blahnik.

Sarah Jessica Parker, en la piel de Carrie Bradshaw en la serie Sexo en Nueva York, la puso de moda corriendo de un lado para otro por la ciudad de los rascacielos.

Una imagen que convirtió a las mules en los nuevos salones. Estos zapatos a˙nan comodidad y estilo. Aunque haga frío, es importante lucirlo sin medias ni calcetines, lo importante es mostrar piel.

Si sales de noche, apuesta por un modelo con tacón; para el resto del día, planas, bien sea con estampado de terciopelo, de piel con pelo o de ante con volante en el empeine. Las mules son objeto de deseo.


Las chaquetas “army” han llegado derrochando poder y se han instalado en el armario femenino con autoridad.


Isabel Marant, Burberry, Givenchy, Dolce&Gabbana o Saint Laurent han reinventado la legendaria prenda con diferentes matices, pero todos han coincidido en potenciar su faceta más sofisticada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario