Moda toda la Moda

lunes, 13 de febrero de 2017

Relatos de fantasía

CHANEL, UN ORIGEN METALIZADO

Karl Lagerfeld despliega un desfile metálico, plateado y lleno de espejos, y apuesta por la vuelta al origen de la moda: los trajes de día, los trajes de cóctel y los vestidos de noche. Nunca los brillos de las lentejuelas y las plumas en mangas y bajos de las faldas habían destilado tanta elegancia. ‘Savoir faire’ en estado puro. Emoción a flor de piel y miradas al pasado con el mítico ‘tweed’ que Coco Chanel popularizó. Las cinturas se marcan en trajes de chaqueta que simbolizan feminidad, pero una nueva versión que representa la fuerza y poder de la mujer. Ella es la protagonista, pero no solo una, pues las propuestas de Chanel se alternan entre la discreción y la opulencia de los brillos. La sencillez de lo clásico con los patrones llenos de volúmenes.
VAUTHIER DIBUJA UNA MUJER ‘SEXY’ Y OCHENTERA
La colección que Alexandre Vauthier ha presentado evoca lo mejor de los 80 en minifaldas, tops y vestidos metalizados para una mujer ultra ‘sexy’ y poderosa. Las lentejuelas, brillos y transparencias envuelven las siluetas en ajustados vestidos y el cuero y otras texturas que evocan sensualidad se combinan con prendas denim. El negro y el plateado protagonizan la paleta cromática junto al rojo y al azul eléctrico.

 
EL SUEÑO DE DIOR’
Una colección que puede recordar a El sueño de una noche de verano, evocar imágenes de Alicia en el País de las Maravillas o incluso a Into the Woods: bosques donde la magia fluye libremente pero donde hay un delicioso punto oscuro. Así fue la colección de Dior. Los protagonistas fueron los vestidos de tul semitransparente de cuerpo ajustado, tirantes finos y faldas infinitas con delicados bordados y aplicaciones florales.

 
LA DELICADA BELLEZA DE RALPH & RUSSO
Transparencias, siluetas marcadas, escotes sugerentes… La colección se muestra envuelta en un áurea de dulce sofisticación y delicada que resalta el cuerpo femenino. En los primeros modelos podemos ver cómo las siluetas se envuelven en pedrería, flores de organza y transparencias donde los colores azules pastel, cremas y dorados son los protagonistas. Después, poco a poco, la pasarela se llena de volumen con túles y volantes y tonos más intensos como los rojos y negros van haciéndose hueco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario