Moda toda la Moda

viernes, 3 de marzo de 2017

Psicodelia, dorados y lentejuelas en las pasarelas de París



Las pasarelas de París brillaron con lentejuelas y dorados, mientras la directora artística de Chloé se despidió de la marca con un desfile inspirado en los años 1970 y un "optimismo psicodélico".

Después de seis años, la británica Clare Waight Keller presentó en la tercera jornada de la Semana de la Moda su última colección con Chloé, la firma en la que trabajó Karl Lagerfeld durante casi dos décadas.

Los años 1970 regresaron para su último desfile con unos cuellos largos y redondeados, encajes en los vestidos cortos y transparencias en los largos. El objetivo, crear un clima de "optimismo psicodélico".

Waight Keller "rejuveneció el espíritu de Gaby (Aghion, la fundadora de la marca) con una actitud chic y cool, a la vez con vestidos vaporosos, ligeros y una vertiente un poco 'tomboy', una mezcla femenina y masculina", comentó el presidente de Chloé, Geoffroy de La Bourdonnaye.

Chloé, propiedad del grupo suizo Richemont, ha pedido "paciencia" para conocer el nombre de su sucesor, mientras la publicación especializada Women's Wear Daily apunta a Natacha Ramsay-Levi, brazo derecho de Nicolas Ghesquière, de Louis Vuitton.
Las lentejuelas de Paco Rabanne

Fiel al estilo tradicional de Paco Rabanne, su director artístico Julien Dossena apostó por los atuendos metálicos, con lentejuelas doradas o plateadas y cotas de malla. Las espaldas se dejan completamente al descubierto y las faldas evocan los pareos de playa, algunas anudándose incluso en el costado.

La nueva colección mira además al futuro, con vestidos que combinan los tejidos y formas geométricas, manteniendo un estilo sobrio.
La mujer felina de Balmain

Los dorados se mezclan con las tonalidades amarillas y naranjas en la colección de Balmain, que presentó a una mujer felina, segura de sí misma mientras avanzaba al ritmo de "Smells like teen spirit" de Nirvana o una versión rock de "Sweet dreams".

Las pieles, el cuero, las plumas y los flecos se impusieron en la pasarela, sin temor a las superposiciones ni a la sobrecarga.
El romanticismo de Ann Demeulemeester

"La inocencia de la futura novia" quiso reflejar el director artístico de la firma belga Ann Demeulemeester, Sebastien Meunier, con una colección romántica, de contrastes de negro y blanco, así como de tejidos: el cuero se combina con los encajes, la seda y el satén.

Las plumas y las pieles adornan el atuendo y las modelos llevan un velo de encaje rígido sobre la cabeza, que a veces desciende hasta tapar los ojos.
Las palomas de la paz de Alexis Mabille

Alexis Mabille defendió que el mundo necesita urgentemente "la paz" e imprimió palomas blancas en sus sudaderas.

Dos amigas personales del francés, vestidas con un uniforme dorado de la cabeza a los pies, cantaron en directo en la sala de conciertos Pleyel mientras las modelos desfilaban con las manos en los bolsillos y unas botas altas doradas, que combinaron con prendas clásicas como las camisas de rayas o los vestidos de noche con lazos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario