Moda toda la Moda

jueves, 9 de marzo de 2017

Todos los usos del ‘dot eyeliner’

Cuando el pasado 11 de enero vi el desfile de Alta Costura de Dior, tuve que darle un aplauso a mi yo universitario y pensé que, si me hubiese concentrado en hacer un blog de belleza por aquel entonces (y no apostar por esa especie de diario literario que me dio por escribir) quizás ahora yo misma sería una trendsetter. ¿Por qué? Pues porque me pasé los 5 años de licenciatura dibujando puntitos que complementaban mi maquillaje de ojos. No es que yo fuese una visionaria en lo que a temas de belleza se refiere (ahí quedan mis rastas de segundo de carrera para demostrarlo), pero el dot eyeliner no era algo nuevo entonces y tampoco lo es ahora, por mucho que esté inundando Instagram y Pinterest e incluso alguna actriz lo lleve sobre la alfombra roja. Ya en los años 60, Twiggy lo llevaba debajo de la línea de las pestañas para enfatizar, aún más, su característico delineado, y la gran Geraldine Chaplin lleva apostando por esta tendencia toda la vida.

Estos puntos, son un pequeño detalle, sencillo pero capaz de revolucionar cualquier maquillaje de ojos. Un golpe de efecto sin perder el toque elegante que ahora queda avalado por Dior, aunque no fuesen exactamente puntos lo que lucieron sus modelos durante el desfile. Peter Philips, responsable del maquillaje durante el show, colocó pequeñas estrellas, negras, doradas y plateadas, en la zona del lagrimal o debajo de la linea de las pestañas. Una especie de lágrimas estrelladas que pusieron la guinda a un desfile sacado de un cuento de hadas. Un gesto que supuso pequeño twist al dot eyeliner que ya utilizó Path McGrath en 2012 durante el desfile de Anna Sui, en el que pudimos ver a las modelos luciendo un delineado azul intenso con un punto dibujado debajo de las pestañas completando el look. Y como la historia se repite, volvió a aparecer otra vez en 2014, durante el desfile de Rochas para la primavera/verano de 2015, acompañado de un suave velo azul pastel sobre el párpado superior y pestañas tipo muñeca. Dio el salto a la alfombra roja de la mano de Zoe Kravitz durante el estreno de Mad Max: Fury Road y, más recientemente, hemos podido ver a Emma Roberts luciéndolo como protagonista absoluto de look.

Pero ¿cómo se lleva el dot eyeliner? Pues en lo que se refiere a los puntos, pueden colocarse de muchas formas y para muestra, las redes sociales. Desde el clásico punto solitario debajo de la línea de las pestañas (el más utilizado), hasta un grupo de puntos dispersos casi a modo de falsas pecas en el contorno del ojo e incluso las mejillas, pasando por el punto en la zona del lagrimal, por el que corona el rabillo de un delineado, por los que se colocan juntos para forman un delineado en sí o por el doble punto: uno en el párpado superior y otro en el inferior. La imaginación es libre y el dot eyeliner también, así que toca jugar y experimentar para adaptar la tendencia a nuestro estilo personal. ¿Y en cuanto al resto del maquillaje? Aquí se suele coincidir en un mismo punto: simplicidad. Los ojos, y más concretamente esos pequeños puntos, se llevan todo el protagonismo. Se trabaja la piel para que quede inmaculada, pero no se añade color ni a lo labios ni a las mejillas, que pasan a un segundo plano. Para los ojos, un delineado sencillo o varias capas de máscara de pestañas serán más que suficientes, aunque siempre puede añadirse un toque de color, jugando con máscaras de pestañas y eyeliner de colores.

Delicado pero transgresor, con un toque azul sobre el párpado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario