Moda toda la Moda

jueves, 20 de abril de 2017

Elegancia al andar

Raphaella Booz calza los pies de la mujer sobria, elegante, juvenil, deportiva y urbana, con una gama completa de zapatos a tono con las tendencias del mundo de la moda, para calentar las frías jornadas paceñas.

En la nueva colección destacan el romanticismo de los lazos, los colores suaves como palo de rosa, camel, celeste, y las aplicaciones que cobran protagonismo, junto a las líneas deportivas de la exclusiva estampa pitón, el denim y tejidos absolutamente encantadores.

Entre los modelos que ofrece la boutique Amorati, en la zona de Calacoto, se encuentran también los Peeptoes, escarpines, sandalias con plataformas, mocasines, modelos tipo Oxford y ballerinas, sin dejar de lado los bolsos y accesorios femeninos.

Elegancia invernal

Una alternancia entre el armario de oficina perfecto -con ese punto intermedio entre la delicadeza femenina y la fuerza masculina-, los monos satinados para un plan de tarde y vestidos de noche serenos, sin artificios, esa es la propuesta que ofrece el diseñador Ángel Schlesser, para la temporada de otoño- invierno.

El vestuario, compuesto por una sucesión de trajes sastres, camisas, faldas y etéreas túnicas, encuentra el equilibrio perfecto entre la masculinidad que toman prestadas las mujeres de los hombres y una feminidad que se declina con elegancia y sin riesgos, dando como resultado prendas versátiles, cómodas y usables.

lunes, 17 de abril de 2017

AWAJ WARMI SE LUCIÓ EN EL ALICANTE FASHION WEEK Un “Arco Iris” de buenas impresiones



Awaj Warmi, la empresa de modas chuquisaqueña, asistió al Alicante Fashion Week (AFW), en España, con su colección “Arco Iris” compuesta por 20 trajes diseñados por Carmen Camacho.

Sus diseños únicos y creativos, el material de alpaca y oveja teñida con tintes naturales y la intervención artesanal de manos bolivianas en el tejido del vestuario cosecharon excelentes críticas en la pasarela del espacio cultural “La Cigarrera”.

Bordados geométricos

En esta oportunidad, la sorprendente paleta de colores en Arco Iris fue enriquecida por bordados geométricos con una técnica en bastidor de mesa.

Las faldas o polleras largas fueron confeccionadas con tela de seda en degradé de colores que lograron el propósito de resaltar la belleza de los tejidos.

Los accesorios jugaron un papel importante en la composición de las prendas; entre ellos, los topos en plata, aretes llamados ‘caravanas’ o sombreros estilizados, como el que emula al casco tarabuqueño y los fustanes de las polleras que llevan encajes finamente elaborados.

Por otra parte, los abrigos fueron confeccionados con telas de lana de alpaca de colores sobrios, resaltados por bordados y tejidos hechos a mano, que resultan ser la característica de Awaj Warmi.

La colección que representó a Bolivia llevó cinco meses de trabajo, desde la concepción del diseño, el tejido de las telas, la tapicería y los tejidos de punto.

Concepto de duplicidad

Carmen Camacho comentó a ECOS que tuvo la oportunidad de relacionarse con diseñadores y especialistas en moda, quienes elogiaron sus diseños, principalmente el trabajo manual de los artesanos de la empresa chuquisaqueña Awaj Warmi.

“Me causó mucha satisfacción escuchar que toda la indumentaria impresionó porque por delante mostraba un diseño y otro diferente cuando la modelo se daba la vuelta. Este concepto de duplicidad fue lo que llamó la atención de los especialistas”, dijo.

La diseñadora igualmente se mostró agradecida con los organizadores del evento: el director de pasarela Fernando Montenegro, además de Marta Abellan Amorós y Pamela Alarcón.

“Fue un honor mostrar mis diseños en el AFW, que es una pasarela de carácter internacional, pero sobre todo tener la oportunidad de mostrar Bolivia y la riqueza del arte textil del departamento de Chuquisaca”, enfatizó Camacho.

Adelantó que a raíz de esta participación recibió otra invitación para participar en el Vancouver FashionWeek de Canadá, en octubre de este año.

Alicante y su AFW

Alicante, cotizado balneario español, se destaca por su población cosmopolita y por su arquitectura, propia del siglo XIX. Esta ciudad portuaria ubicada en la costa del Mediterráneo también se dedica a la agricultura y a la plantación de frutales, sobre todo vides. Su producción de chocolate y otras delicias endulzan el paladar de los visitantes, siendo el más famoso el “turrón de Alicante”.

Diseñadores, expertos, modelos de todo el mundo, empresarios y periodistas especializados se congregaron en el amplio salón de “La Cigarrera”, donde se impartieron cursos para diseñadores, fotografía de moda, escuela de danza y preparación de modelos.

Los diseñadores también pudieron vender sus productos en un Pop Store. •









jueves, 13 de abril de 2017

Topshop enamora con su línea de jeans

Stella Maxwell y Lottie Moss se suman a las fashionistas del nuevo equipo icónico de Topshop Jeans, la línea británica, que recientemente lanzó su campaña sobre romanticismo Topshop.

Junto a las dos divas, los productos básicos también los exhiben las modelos Cami Morrone, Damaris Goddrie, Caitie Green, Jing Wen, Kiki Willems, Londone Myers y Marjan Jonkman. Todas ellas capturadas por el fotógrafo Giampaolo Sgura, uno de los artistas más destacados de Topshop.

La nueva línea se adapta perfectamente a la actividad cotidiana con la mezclilla que uno no puede dejar de enamorarse. La campaña publicitaria de la colección de Jeans SS 2017 muestra algunas maneras modernas de diseñar las propuestas, combinándolas con prendas inspiradas en la década de los noventa. La magnífica gama de chaquetas y camisas de mezclilla se embellece con efectos triturados o recortes de táctica. Es una cantidad abundante de must-haves absoluto, que se perfila como elementos básicos de temporada de cualquier armario.

lunes, 10 de abril de 2017

LISA PERRY Un look pop-art



Lisa Perry, desde la ciudad de Nueva York, diseña moda que más bien parece arte. Tiene un particular enfoque en la tecnología textil y la teoría del color.

Sus conocimientos la condujeron a desarrollar un estilo de ropa vintage de finales de los 60 y los 70.

Lisa siempre se sintió atraída por la simplicidad, por la intemporalidad, por la belleza de la construcción y la singularidad de los diseños.

Proveniente de los suburbios de Chicago, se decidió a armar su primera colección en 2007 estimulada por amigos íntimos. El resultado de ese primer juego de ropa para mujer muestra su amor en todo lo que hace; también el espíritu de ese tiempo pasado con vestimenta compuesta de líneas minimalistas limpias, formas geométricas y colores llamativos.

Ropa intemporal

La intemporalidad de Lisa siempre resulta ideal. Se complementa con una línea integral que abarca accesorios, ropa de niños y diseños para el hogar.

En 2009, su trabajo se tradujo en una colección de edición limitada en colaboración con artistas y fundaciones célebres como Roy Lichtenstein, Andy Warhol, Jeff Koons y Robert Indiana.

En colecciones especiales, pasadas o nuevas, sus creaciones *siempre lucen glamorosas y muestran esa fuerte influencia que ella recibe del arte.

Sus prendas denotan patrones geométricos repletos de caleidoscopios que fueron inspirados por la artista ucraniana-francesa Sonia Delaunay. Y su colorida estética es energizante. Se puede encontrar desde vestidos Perry hasta ropa deportiva.

Esta pionera de la combinación del arte y el diseño, en su book no solo incluyó modelos tradicionales sino también mujeres “reales”: amas de casa, profesionales, activistas y líderes, fotografiadas con su cámara Polaroid. •





viernes, 7 de abril de 2017

Marisa Jara: “La belleza y la felicidad no entienden de tallas”

La modelo “curvy” Marisa Jara ha publicado “La talla o la vida” (Planeta), su primer libro, donde la sevillana trasmite un mensaje positivo de “motivación” y “autoconfianza” que anima a eliminar los complejos estéticos para “reconciliarse” con uno mismo, mientras que recuerda que “la belleza y la felicidad no entienden de tallas”.

“El objetivo principal de este libro es ayudar a través de mi experiencia a todos aquellos que hayan sufrido o siguen sufriendo la pesadilla de luchar contra su propia naturaleza”, ha explicado en una entrevista con EFE la top model internacional, Marisa Jara.

La modelo de 37 años muestra en “La talla o la vida” la doble cara del mundo de las modelos, en el que no todo es tan bonito ni glamuroso como parece pues, en realidad, las mujeres y hombres que realizan esta profesión viven “bajo presión” para mantener un régimen de alimentación estricto, cuyo incumplimiento lleva asociados “trastornos” psicológicos y alimentarios “importantes”.

Una “influencia dañina” que Jara conoce bien, pues lo ha vivido en primera persona durante sus primeros años de carrera y le produjo un desorden alimenticio, que a día de hoy ya ha superado.

“La imagen influencia muchísimo a las mujeres, ya sean modelos, bailarinas, deportistas o personas de la calle, tienen una presión fuerte para conseguir una talla, pero estar guapa o estar bien no depende de la talla”, afirma Jara.

En su libro, que comienza con una declaración de intenciones, una cita de la periodista de “The Times”, Caitlin Moran, y que incorpora fotografías biográficas, ofrece anécdotas y experiencias vividas como modelo, desde su primera oportunidad en Tokio, a cómo consiguió un trabajo en Miami por esperar su turno en un “casting” con “una barra de pan debajo del brazo”.

Marisa habla de su desorden alimenticio

En los 22 capítulos de “La talla o la vida” la sevillana también habla, sin tapujos, de su desorden alimenticio, su posterior recuperación y explica cómo ha ganado, pulso a pulso, la “autoconfianza” que hoy posee.

“Ahora me quiero y me cuido, me gusta comer bien y sentirme saludable”, apunta la “curvy”, quien, además, incorpora en su primer libro consejos útiles para cuidarse “bien”, como “hacer cinco comidas ligeras al día” o “seguir una dieta equilibrada sin privarse de caprichos”, y otros para elevar la autoestima, como “potenciar las virtudes para contrarrestar los defectos” o “enterrar las frases castigadoras”.

“Los ‘tips’ básicos para cuidarse son aceptarse a uno mismo y reforzar la autoestima a diario haciendo las cosas que más nos gustan, ya sea leer o hacer yoga”, como en su caso, explica la modelo.

“La talla o la vida” es un libro que quiere ayudar a eliminar todos esos “complejos estéticos”, perder el “miedo” a engordar, mejorar los hábitos alimentarios o elevar la autoestima, para que todos, al igual que Marisa Jara, puedan decir: “He aceptado mi cuerpo y he aprendido a quererlo”.

La inseguridad y la falta de autoestima, tan propia de la edad adolescente, fueron las culpables de que la modelo se precipitara en un pozo sin fondo del que, afortunadamente, pudo salir porque no merecía la pena ser modelo a cualquier precio.

“Son muchos los niños y jóvenes que sufren trastornos de conducta alimentaria causados por la obsesión de conseguir un estereotipo físico que coincida con lo que la sociedad considera bello y aceptable… Lo primero que le diría a esas personas es que reconozcan esa enfermedad” ha dicho la modelo.

¿Quién es María Jara?

Su nombre está en la lista de las modelos españolas más solicitadas así como en la de los personajes más populares y que más aparecen en las revistas del corazón.

Sus primero pasos en el mundo de la moda fue cuando era solo una niña en nuestro país, pero los primeros trabajos importantes le llegaron en Japón. En el país asiático protagonizó algunas campañas de publicidad y desfiló para algunas marcas, antes de trasladarse a París, donde ya comenzó a hacerse un hueco en la moda europea y, posteriormente se trasladó a Londres, donde vivió durante algún tiempo.

Ha sido imagen de numerosas marcas, entre las que destacan L’Óreal, Maybelline y una de las últimas ha sido Garnier, quien la ha presentado como imagen de una prenda de ropa inteligente que ayuda a terminar con la celulitis.

Su vida amorosa ha sido muy agitada y sus relaciones han protagonizado numerosas portadas y exclusivas en todas las revistas de nuestro país y algunas del extranjero.

Sinopsis de “La talla o la vida”

Más allá de su aparente glamur, la profesión de modelo está llena de trampas; una de ellas es la enorme presión a la que están sometidas estas mujeres, que deben mantener un régimen de alimentación estricto cuyo incumplimiento lleva asociados trastornos importantes, sentimientos de culpa y otras amenazas que pueden derivar en importantes problemas psicológicos. Marisa Jara lo sabe, lo ha vivido en primera persona, y nos ofrece en este libro un testimonio sincero y directo, al que incorpora consejo útiles para cuidarnos y asegurar nuestro bienestar y, sobre todo, una recomendación fundamental: ¡elimina el complejo de culpa! Échale coraje y reconcíliate con tu imagen.