Moda toda la Moda

jueves, 28 de mayo de 2015

En la alfombra roja de Cannes se impone el vestido clásico

Las estrellas apostaron por los vestidos largos, las transparencias y el blanco y negro para desfilar por la alfombra roja de Cannes, un estilo clásico y “cada vez más estandarizado”.

Como siempre las divas desataron polémicas entre los entendidos, y el caso de la boliviana Carla Ortiz, que encantó a unos y horrorizó a otros, no fue la excepción.

“Cannes no es un festival de moda”, explicó Nathalie Rozborski, consultora de moda en la oficina de tendencias Nelly Rodi. Pero en los 24 escalones que llevan al Palacio de Festivales en el boulevard de la Croisette, cubiertos por 60 metros de alfombra roja que se cambia tres veces al día, las estrellas son blanco de objetivos de fotógrafos y cámaras de Tv.

En todo caso, las actrices siguen considerando los vestidos largos de cola como un valor seguro. La australiana Cate Blanchett lo lució negro y de Armani Privé, la sudafricana Charlize Theron amarillo de Dior y la británica Rachel Weisz verde esmeralda de Prada. Igual que el negro, el blanco está muy presente, a veces con un aire de vestido de novia, como el romántico modelo de Rochas de Rooney Mara, el de encaje de Dior de su compatriota Emma Stone, o el de Marchesa con apliques florales de la china Fan Bingbing.

Este año las escalinatas de Cannes se vieron envueltas en una polémica por impedir el acceso a la alfombra roja a mujeres que llevaban zapatos bajos, pese a que las reglas, que exigen smoking y vestido de gala, no hablan para nada de tacones. El director artístico del festival, Thierry Fremaux, se vio obligado a pedir disculpas y atribuyó la prohibición al “exceso de celo” de algunos guardias de seguridad.

El portal www.gala.fr dijo sobre la boliviana Carla Ortiz que su maquillaje rosa destacó por su buen gusto, mientras que la web brasileña f5.folha.uol.com.br se mofó de su atuendo afirmando que pareciera que “se cayó en una piscina de glitter”.









Madeline Stuart, una modelo diferente

Quizá no es una modelo convencional, pero Madeline Stuart ha dado mucho de qué hablar. Esta chica de 18 años decidió romper los cánones establecidos de la moda al seguir su carrera teniendo síndrome de Down, una alteración cromosómica que provoca daños físicos y en el desarrollo. La marca Living Dead vio en la joven determinación y aptitud necesarias para lucir sus modelos y la contrató.

Maddy Stuart es de Brisbane (Australia) y la caracteriza una gran personalidad, llena de positivismo y determinación, la que le ayudó a mostrarle al mundo que el síndrome de Down no la incapacita para ser modelo, reporta www.antena3.com.

La joven tenía sobrepeso y logró bajar 20 kilos con mucho empeño y esfuerzo gracias al apoyo incondicional de su madre Rosanne, quien la alentó a probar suerte en el mundo de la moda. Según www.los40.com, Rosanne contó que la joven busca cambiar la manera en la que el mundo ve a aquellos que no se ajustan a los estereotipos, a mirar la belleza que existe en lo diferente.

Rosanne sabe lo que es sufrir la discriminación por la condición de su hija. Muchas veces le gente ha llegado a hacerle parar en la calle para decirle que su hija no debería haber salido de casa en esa condición.

“Los médicos me dijeron que Maddy nunca lograría nada. En la escuela, en el día de los deportes, algunos padres no querían que ella compitiese porque querían que el equipo de su hijo ganara”, narró Rosanne.

Ahora, Madeline está orgullosa de sus logros. “Me gustaría ser portada en alguna revista de moda, algo que es difícil para modelos con discapacidad. Sería una forma de cambiar el mundo, quiero demostrar que la gente con síndrome de Down es una bendición”, expresó en declaraciones que recoge el medio ABC.

La joven tiene cuenta de Instagram y Twitter, aunque donde registra más seguidores es en Facebook, sitio desde el que informa sobre sus actividades.

“Si la gente viera la belleza que hay en el interior de las personas, entonces, la mayoría de las modelos del mundo tendrían síndrome de Down”, declaró Rosanne a Daily Mail.

Planes

Maddy tiene programado para julio dirigirse a Los Ángeles para presentarse con su grupo de baile Bust a Move, un programa de danza hip hop para personas con discapacidad.

Patología

El síndrome de Down es una alteración congénita ligada a la triplicación total o parcial del cromosoma 21, que origina problemas de aprendizaje y crecimiento y algunas anomalías físicas.

Desde Cannes, con glamour

Única

Natalie Portman escoge a Lanvin para desfilar en esta cita. Un vestido verde con un pronunciadísimo escote es lo único que ha necesitado para brillar en el preestreno de Sicario.



Imponente

Petra Nemcove con un vestido de Zuhair Murad con cierta reminiscencia clásica, pero con cortes estratégicos que juegan con la piel.



Transparencias negras

Jourdan Dunn ha asistido con un vestido de encaje con transparencias y cola, de Ralph and Russo.



Always Cate

Cate Blanchett aparece en la alfombra roja con un vestido negro de la colección primavera 2015 de Armani Privé.



Pura inspiración

Lupita Nyong’o sorprendió con un diseño etéreo de color verde y aplicaciones en el escote. Este vestido de gasa de Gucci la ha convertido en la reina de la noche. Además, lleva encantadoras joyas Chopard.



Blanco inmaculado

La modelo Doutzen Kroes espectacular en un diseño blanco con cortes de Versace.



Sensual

Las transparencias se han convertido en las protagonistas sobre la alfombra roja, así lo demostró Izabel Goulart con su vestido de Zuhair Murad.



Arriesgada

Natasha Poly se anima a probar nuevos diseños como este look en blanco y negro que firma Atelier Versace y que muy pocas como ella lograrían lucir a este nivel.



Una joya

El diseño joya en color champán de Zuhair Murad que llevó la top Izabel Goulart, es hipnótico.



Belleza plateada

Sienna Miller ha resplandecido con un vestido customizado de Ralph Lauren Collection plagado de lentejuelas de color plata bordadas a mano. La actriz apostó por un labio rojo, el pelo recogido y remató su look con un clutch rígido nacarado con rayas.



La más bella

Charlize Theron ha apostado por el color amarillo. El escultórico diseño pertenece a la colección de Alta Costura de Dior y cuenta con un corsé rígido y metros de cola de seda que se extienden más allá de la imaginación.



La modelo del momento

La entrada de Kendall Jenner a la gala amfAR del Festival de Cannes ha sido simplemente espectacular. La kilométrica cola de su vestido de Calvin Klein Collection se ha deslizado por la alfombra roja.











martes, 26 de mayo de 2015

Video La evolución del bikini en los últimos 125 años

La cadena de complejos turísticos y spa Breathless presentó en su canal de YouTube a la modelo Amanda Cerny, quien junto al paso del tiempo y color, bailó y modeló la evolución del bikini desde su concepto original de 1890 hasta la actualidad.

En YouTube, presentado en blanco y negro, se observa cómo la pieza de baño de finales del siglo XIX, que llegaba hasta la rodilla, llevaba bombachos y era de lana con sombreros a juego, pasó a ser el conjunto de dos piezas que se han ido reduciendo con el pasar de las décadas.

Mientras que en 1920 era aun normal ver a mujeres con medias y zapatos en la playa, fue recién 20 años más tarde que se empezó a mostrar las piernas y otros 20 años más para llegar al conjunto de dos piezas.

Hasta la fecha, el video que fue publicado el pasado 20 de mayo, cuenta con más de un millón de visitas.

lunes, 25 de mayo de 2015

GALA AMFAR, GLAMOUR EN CANNES

Cannes ha acogido la vigésimo segunda edición de la gala Amfar en el lujoso entorno del Hotel du Cap.

A continuación se muestran algunos de los estilos más elegantes de las invitadas que no han faltado a esta solidaria cita.






viernes, 22 de mayo de 2015

La supermodelo de Victoria's Secret que nació vía in vitro

La vida de Josephine Skriver siempre ha sido poco convencional, y no solo porque sea una supermodelo de Victoria’s Secret.

Skriver, (22) quien también ha caminado las pasarelas de Dolce & Gabbana, Prada y Gucci, es oriunda de Dinamarca y fue concebida mediante un procedimiento de fertilización in vitro, sus dos padres son gay, de sexos opuestos, que eran totales extraños cuando la concibieron, indica el portal E!Latino

“Cuando la gente me ve y saben que soy un una niña in vitro, espero ver a una persona, espero ver a un ser humano como todos los demás”, dijo Josephine a la revista I-D. “Obtienes tantos, ‘Ella no fue hecha de forma natural, ella ni siquiera debería estar aquí’. Pero no soy un experimento científico. No soy sintética. Soy un ser humano real. Soy tan real como lo eres tú”.

“Yo tuve una madre, quien en aquellos tiempos solía ser gay”, dijo Skriver. “Desde el momento en el que ella era una niña, desde el momento en el que ella supo sobre los hijos, ella quiso ser madre. Así que en Dinamarca, en el 92, había este correo informativo para toda la comunidad LGBT y mi madre simplemente puso un anuncio ahí y fue como, ‘Quiero traer a un hijo a este mundo. ¿Alguien quiere ser parte de eso?’ Ella obtuvo algunas respuestas y de hecho el primero resultó ser mi padre”.

Josephine dijo que en aquel entonces, el hombre que se convertiría en su padre estaba a punto de casarse con quien es ahora su esposo.

“No me gustaba el término ‘madrastra’ o ‘padrastro’ porque siempre se sintió como algo malo por las películas de Disney“, dijo a I-D. “Así que inventamos nuestra propia palabra y la llamamos ‘Mamá Bono’… Yo crecí con una madre y un padre, y un set de padres bono”.

Josephine también tiene un hermano menor, Oliver Skriver. Ella le dijo a la revista que toda la familia se reúne para los cumpleaños y las festividades importantes.

Josephine señaló que cuando ella era una niña, no consideró que su educación fuese “tan diferente” y que sus padres eran “súper abiertos al respecto”. No fue sino hasta que empezó a trabajar como modelo en otros países cuando realmente pudo experimentar la intolerancia. También dijo que ha recibido comentarios crueles en las redes sociales.

“Recibes tantos ‘Eso es asqueroso’, ‘Eso es desagradable’, ‘Me siento mal por ti’, ‘Oh por Dios, no puedo creerlo’”, dijo Josephine. “Viene de un lugar que no comprendo”.

Pese a las burlas de la sociedad, Josephine y su familia simplemente se concentraron en ellos y en vivir sus sueños.

En el Huffington Post la modelo escribió lo siguiente:

“¿Mis padres no merecen el don de la paternidad sólo porque son homosexuales? ¿No tienen derecho a sentir el derecho más básico y universal que es crear amor?

Por supuesto que lo merecen. Mis padres desearon traer vida a este mundo y por eso mi hermano y yo estamos aquí, somos parte de este universo. 2 niños inocentes”.

Recientemente la modelo se convirtió en embajadora del Family Equality Council y de su programa de oradores, que busca crear conciencia sobre las familias LGBT.

Nace un tienda que presta ropa como una biblioteca

La Ropateca es un nuevo concepto de tienda de moda abierta en Barcelona y que funciona como una biblioteca, aunque en lugar de libros presta ropa y bolsos a los socios, que pagan una cuota mensual de 15 euros (unos 16,6 dólares) que les da derecho a disfrutar de hasta tres prendas a la vez.

La tienda, pionera en España y que de momento cuenta con 400 prendas para prestar, la han abierto dos hermanas alemanas que llevan tres años viviendo en Barcelona, Christine, estudiante de Ciencias Políticas, y Maria Schorn, financiera en el sector de las telecomunicaciones.

Christine explicó a Efe que la Ropateca se inauguró en diciembre pasado y que de momento les funciona bastante bien porque "cada mes crece el número de personas que se apuntan a esta fórmula para vestir a la moda y variar de ropa sin necesidad de tener que comprarla".

Según cuenta, querían montar algo que no supusiera mucha inversión y sabían por una amiga que en Hamburgo (Alemania) había una tienda de préstamo de ropa por Internet que funcionaba muy bien.

Añade que "pensamos que podíamos hacer lo mismo pero en una tienda de verdad, en la que las mujeres pudieran probarse la ropa y tocarla, y alquilamos un local de 50 metros cuadrados en el Raval para empezar".

Para esta emprendedora, aunque a la gente le cuesta acostumbrarse a este tipo de negocio y compartir ropa, "esta fórmula tiene mucho futuro, primero por la crisis y luego porque está de moda compartirlo todo y esta es una tendencia que acabará cuajando".

El negocio empezó con su propia ropa y con la de familiares y amigos, pero ahora tienen también prendas donadas por las socias, aunque reconoce que "nos gustaría poder colaborar con diseñadores que producen bajo condiciones justas y de una manera sostenible para servir de plataforma a sus creaciones y ampliar la oferta a las socias".

La mayoría de sus clientes son mujeres de entre 20 y 40 años interesadas en la moda y a las que les gusta probar cosas nuevas, y de momento tienen a disposición de los socios ropa de mujer informal, y alguna cosa de fiesta, de las tallas 36 a 44, así como algún complemento como bolsos.

Descartan hacer lo mismo con ropa para hombre ya que creen que esta fórmula funciona mejor con las chicas "porque tienen más opciones para vestirse que los chicos".

Para ser socio hay que cumplimentar un formulario con unos datos básicos y firmar unas condiciones de uso que implican tratar la ropa como si fuera propia "porque en realidad -puntualiza Christine- es de todas y se tiene que cuidar, y que en el caso de que pase algo grave se tiene que pagar, aunque de momento esto no ha pasado nunca".

A las socias se les permite llevarse prendas las veces que quieran, pero nunca más de tres a la vez, y tienen que devolverlas en el plazo de un mes, y si se pasan de este tiempo tienen que pagar otros 15 euros de multa.

Además, toda la ropa que se puede lavar en casa se tiene que devolver limpia, pero si alguna persona no la quiere lavar, la misma tienda lo hace por otros 20 euros (22,2 dólares) al mes. De la que se tiene que llevar a la tintorería, ellas mismas se ocupan.