Moda toda la Moda

sábado, 25 de febrero de 2017

Crean prendas que cambian de color

A Lauren Bowker le llaman la alquimista de la moda. Sus diseños de alta costura se materializan en tejidos que cambian de color según los movimientos del aire o los niveles de polución. También crea chaquetas confeccionadas con materiales que capturan datos del campo magnético o gorros de Swarovski que reaccionan a la actividad cerebral “retratando la ira, los nervios y la ansiedad” de quien los lleva puestos, dijo la artista británica en su página web. Según la información recogida por bbcmundo.com., Bowker es diseñadora de moda y fundadora de The Unseen. Decidió replantearse su futuro tras sufrir una enfermedad y pasar tiempo en el hospital. Se dio cuenta de que quería "crear algo con más significado". Fue entonces cuando decidió estudiar química y crear en 2013 la empresa The Unseen para "ayudar a visualizar los datos ocultos que nos rodean", combinando "ciencia y creatividad".

"Quería saber cómo producir materiales que pudieran hablar sobre nosotros y decir si estamos enfermos o darnos indicaciones sobre cómo están nuestros músculos o nuestra espina dorsal", explicó la diseñadora. Y es que la tecnología y la llamada "ciencia de los materiales" no solo está transformando el mundo de la moda, sino también el de la salud y el deporte.

Los analistas aseguraron que las tiendas de moda están recurriendo a la tecnología para crear productos personalizados.

"Usando sensores para ayudar a monitorear y perfeccionar los movimientos del cuerpo, las marcas están transformando la manera en que los consumidores interactúan con la ropa", señalaron.

El universo digital está repleto de chaquetas que se abrochan solas, sujetadores deportivos que alertan de posibles paros cardíacos, jeans que cargan el celular dentro del bolsillo y todo tipo de productos que, más que prendas de vestir, parecen trucos de magia para marcar tendencia.

O, tal y como sugiere Bowker, pociones de alquimia que vestirán nuestro futuro.

Su última creación es un tinte para el cabello que cambia de color de manera instantánea al exponerse a diferentes temperaturas. Funciona gracias a reacciones químicas que afectan a las moléculas que se usan para crear el colorante y que lo modifican, haciendo que varíe entre tonos rojizos, rosados, amarillos y violetas.

Pero, es tan solo uno de los muchos diseños de "moda reactiva" que está revolucionando el sector.


No hay comentarios:

Publicar un comentario