Moda toda la Moda

viernes, 1 de julio de 2016

El quién es quién en la ‘BIBLIA’ de la MODA



Está considerada como una “de las guías más completas del mundo de la moda, ilustrada con simbólicas y bellas imágenes”, según explica a Efe Rosie Pickles, una de las editoras del libro, “El ABC de la moda”, un obra que contiene más de 500 entradas que llevan al lector por los dos ˙últimos siglos de este intrincado y atractivo panorama de los estilos y costumbres en el vestir.

En la presente edición destacan nuevas 70 referencias que complementan las ya existentes, sobre las que Pickles comenta a EFE: “entre ellas se encuentran el maestro Hubert de Givenchy, la diseñadora (y ecologista) Stella McCartney o el diseñador irlandés experto en tocados Philip Treacy”.

Una obra de expertos

Esta edición, ampliada y actualizada, consiste en un único volumen que contiene los más grandes nombres de la industria de la moda, desde diseñadores a modelos pasando también por maquilladores, editores, fotógrafos, iconos de estilo o blogueros moda.

La selección de las entradas de esta obra está asesorada por diseñadores, profesores, catedráticos, periodistas del mundo de la moda, fotógrafos y académicos de distintas nacionalidades.

Según comenta a Efe Pickles, “cada uno expresa su opinión sobre quién debe aparecer y por qué y, a partir de las múltiples recomendaciones, los editores hacen su labor de selección”.

Uno de los nuevos personajes a quienes da cabida este libro es la editora Isabella Blow, que sentía pasión por los talentos emergentes y se dedicó a promocionar el potencial creativo; de hecho, compró la colección de graduación de Alexander McQueen y defendió el trabajo de Philip Treacy cuando le llevó sus sombreros a la oficina.

Otro de los personajes más relevantes que aparece es Anna Wintour, que, según se indica en la obra es la persona más poderosa en el mundo de la moda, ya que “su influencia produce escalofríos en los diseñadores que luchan por la atención de esta gurú”.

También aparece la editora de moda del Internacional Herald Tribune de París, Suzy Menkes, rostro conocido en la primera fila de los desfiles de moda.

El libro cuenta con los trabajos de grandes genios como Christian Dior, Salvatore Ferragamo, René Lacoste, Madeleine Vionnet, Cristóbal Balenciaga, Coco Chanel, Manuel Pertegaz o Edith Head, esta última posiblemente la diseñadora de vestuario más respetada de Hollywood.

Junto a ellos, aparecen otros más contemporáneos de la talla de Narciso Rodríguez, Manolo Blahnik, Alberta Ferretti, Alexander Wang, Dolce&Gabbana, Viktor&Rolf o Isabel Marant.

Además se encuentran las modelos Veruska, la mujer que puso rostro al “jipi ‘deluxe’”; Linda Evangelista, famosa por su versatilidad y poder para cambiar el corte de su cabello cada dos meses; o Kate Moss, la que fue etiquetada como “niña esquelética” y se convirtió en uno de los grandes iconos de la moda actual.

Jacqueline Kennedy y Madonna

Dentro del colectivo de fotógrafos que forman parte de la tribu de la moda, destaca Mario Testino, quien ha fotografiado a las mujeres más famosas del último periodo del siglo XX, de gran talento para componer retratos de féminas envueltas en un halo relajado y sensual.

Otro gráfico famosísimo que aparece es Martin Munkácsi, quien empezó a retratar la moda desde nuevo ángulos y consiguió trasmitir que la industria textil eran momentos concretos, no poses, allí por los años 30 del pasado siglo.

También tiene su entrada el mítico fotógrafo de 87 años, Bill Cunningham, de The New York Times, quien comenzó por casualidad a fotografiar el atuendo de los neoyorquinos y convirtió su gesto en el inicio del “street style”.

También tiene su hueco, por la importancia y trascendencia que tienen sus creaciones en la moda, los maquilladores y peluqueros. Entre los primeros, aparecen François Nars, gran amante de utilizar pigmentos densos para crear intensos bloques de color.

Entre los segundos, brilla Sam McKnight, conocido por su glamur despreocupado que transmitió también a la princesa de Gales. En 1990, en una sesión fotográfica para Vogue, Diana, preguntó a este peluquero: “¿Qué haría con mi cabello si tuviera carta blanca?”. “Cortarlo corto”, respondió McKnight. Lo hizo y se convirtió en el arquitecto de su imagen.

Otro personaje a destacar en el libro es Jacqueline Kennedy, elegante pero juvenil, formal pero a la moda. El estilo Jackie captó la atención de los Estados Unidos y convirtió a este personaje cuando era joven en un icono de la moda.

Más rebelde y camaleónica ha sido y es Madonna, auténtica maestra en los giros estilísticos, que posee un don especial para reinventarse continuamente de forma única y dinámica.

Catherine Deneuve, Greta Garbo, David Bowie, The Beatles, Brigitte Bardot, Lady Gaga, David Beckham o James Dean se unen a la lista de iconos de estilo.

La moda no sería nada sin las marcas y por ello está presente, entre otras muchas, la firma Gap, aunque los expertos confiesan que es un tanto sorprendente que no aparezca Zara, el gigante del “fast fashion”.

Según explica Pickles, “la marca líder de Inditex no aparece en este volumen porque no ha sido mencionada el número de veces suficientes, por lo que los colaboradores han considerado que no ha tenido un impacto en el mundo de la moda”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario